13 marzo 2009

8 y 10


Subís, pagás $1.40, recibís un boleto y entrás. La gente está toda en silencio. Algunos escuchan música con sus celulares último modelo, otros solo miran por la ventanilla. Nada parece alterar el orden, un par de bocinazos que vienen desde afuera son el único ruido molesto.

Pasan dos cuadras y suben unos 20 tipos con camisetas de colores celeste y blanco, cantando y alborotados. Al chofer ni se le cruza por la cabeza cobrarles el pasaje, ellos, de a muchos, son muy violentos.

Insultan parejas que van por las calles, les tiran con naranjas a los supuestos hinchas del otro bando y provocan a los policías en las esquinas. Eso es su "aguante". Entre redoblantes, cánticos y saltos, el rodado continúa su marcha. El clima cambió de manera considerable.

Pasan 20 paradas y la patota empieza su retirada. Un grito se escucha desde el fondo del colectivo: "¡Pará, pará!". La curiosidad nos gana y todos miramos hacia atrás y nos encontramos con la impotencia de una joven a la cual le robaron la cartera. El último del grupito en bajar le dice: "No siempre se gana, amiga"


Todos observan el llanto de la víctima y no saben cómo actuar. El conductor luce despreocupado e indiferente ante el hecho. Entre lágrimas la muchacha dice: "Tenía el celular, los documentos y mi billetera". Agunos mueven la cabeza lamentando lo sucedido. La tensión dura dos minutos. Todos se dan vuelta y esperan llegar a su destino.

18 comentarios:

pito dijo...

yo tambien vivo en el barrio y ni en el colectivo se puede andar tranquilo. muy buena la cronica loco.

Anónimo dijo...

lamentablemente es un tema que ocurre y no solo aqui en todos lados...

es como dice la nota de a muchos son re piolas...se la bancan pero solitos nose si tanto...

son tantas las cosas para decir que con la bronca que me da no puedo decirlas, pero bue...no me agarraste en un dia con ganad putear a viva voz :P

jecica

el Rafa dijo...

Trizte cronica... por el robo... por la impunidad... por la despreocupacion que sentimos los el otro...

De todas maneras la frase del rocho ese... fue genial!!!

Anónimo dijo...

muy bueno Edu, conciso, espectacular... un abrazo (caco)

Anónimo dijo...

q embole! (mi primera reaccion)

y asi estan las cosas, la impunidad, esta de moda, y uno solo puede quedarse mirando, por temor? por poco huevo? mmm vaya uno...

solo hay q vivirlo para saber q hariamos...
mientras solo queda lamentarse y pedir q no nos pase, ni a nosotros ni a los q queremos...

chicos es tucuman y ya nada sorprende

edu te amooooooo

Anónimo dijo...

Esto pasa los domingos? Es muy loco esperar que esos días haya canas en los bondis que van para las canchas?
Buena nota hermano.
Un abrazo.
Pepo

Manuel Mandeb dijo...

Pasa todos los días, vieja. Esto por ejemplo pasó el jueves por la noche.

Un abrazo, Pepo

Juanjo Domínguez dijo...

Qué garrón, vieja. Pobre mina. Buena crónica.

sonrisa dijo...

algunos colectivos no quieren parar jeje

pobre mina,

el vago un copado con lo q dijo jajaja

Rody dijo...

Un vademecum de injusticias la crónica ...

Los $1,40 son ya una costumbre y una resignación, pero no por eso dejan de ser una exageración.

Que encima venga un grupo de salvajes y no solamente no los pague sino que altere la tranquilidad de todos aquellos que ya fueron estafados al pagar esa suma, es un agregado para nada menor.

Y el espisodio del final, termina de conjugar un presente realmente lamentable en el que vivimos cada día.

¿Lo peor del caso?. Del lamento no pasa. Nadie hace nada.

Tristisimo.

Abrazo interminable, hermano.

Anónimo dijo...

Me dio mucha bronca solo leer la nota u_u pobre mina! Me sale lo irracional de adentro y pienso: siempre lo mismo, desde hace años y aún sigue pasando ... ojala que alguien tome cartas en el asunto. Por otra parte, la justicia divina solo se dignó a robarles 2 puntos. (para entendidos)

Saludos a todos.

fedesaaavedra dijo...

ta loco cuanta impotencia!

que mal que estamos y que mal que vamos

Anónimo dijo...

la injusticia de dos mayorias, de dos masas, el hombre cuando se funde en una masa pierde su esencia, si crees que solo la barrita tiene la culpa, estas equivocado, que hacen los otros veinte que ya estaban en el colectivo? Poli.

Anónimo dijo...

Todos hablamos de impunidad, pero tambien tenemos que pensar que el cambio tiene que venir de nosotros, por suerte solo se llevaron una cartera con valores y no se llevaron una vida. y lo digo que somos culpables por que como sociedad estamos tan enfermos que nunca nos inmiscuimos en los problemas de los demas, no hablemos de impunidad hablemos de cuan malo somos como sociedad, y dejar de pensar que no me paso a mi por suerte y solidarisarce con lo que padecen con los atropellos de gente que no tiene escrupulos.
Por eso hagamos un cambio todos, y dejemos de solo preocuparnos en solo nosotros sino en todos, por que al fin y al cabo todos vivimos en esta mierda y tarde o temprano tambien nos va a tocar remarla con un problema como este.
Buena la cronica
LA IGUANA

Roger Milla dijo...

Qué complicau, che. Te la regalo. Lindo texto, cumpa.

pollo dijo...

Está bueno el relato vieja. A mi una vez me tocó viajar con los culiados esos en el bondi porque se subieron de cheto en el cinco que yo iba. La mayoría de los pasajeros estaban paralizados de terror, a mi lo que me preocupaba es que llevaba una pastafrola (no se lea aquí una alegoría a ninguna droga). Lo peor es que tuve que ir todo el camino agitando por Atllético. Por las dudas vio? Un abrazo

Sebastián Nadal dijo...

La verdad, un embole. Lo peor es que cuentan con una impunidad impresionante, un poco por el miedo de los que se quedan mirando, otro poco por inacción y complicidad del gobierno, e incluso por la imagen positiva con que cuentan entre la gran parte de los futboleros.
Muy buena la crónica.

Anónimo dijo...

que onda agarrar el celular y en ese mismo momento llamar a la policía pa decir quevengan a cobrarle a los gurcas...

Publicar un comentario